Adrián

Adrián, como se dice en la presentación de este blog, era nuestro querido e indiscutible líder.  Después de cuatro meses debatiéndose entre la inquietud y la esperanza, nos llegó la triste noticia de su fallecimiento.  Nos hemos quedado, sin guía, sin amigo, y el vacío que deja su ausencia, por tópico que pueda parecer, es irremplazable porque Adri es irrepetible.  Seguiremos caminando, sendereando por las rutas y caminos que él nos enseñó, pero ya no serán las mismas rutas ni los mismos caminos sin él.

Adri, como le llamábamos cariñosamente, era oriundo de Guadalcanal, sevillano, pero ciudadano vigués desde hace más de cuarenta años. Su acento y su gracejo andaluz jamás le abandonaron pero conocía cada centímetro cuadrado de los senderos que cruzan nuestros montes y valles. Con frecuencia, los paisanos que nos encontrábamos en nuestras andaduras por el rural se asombraban al comprobar que Adri, conocía mejor que ellos los caminos, corredoiras y rutas para llegar hasta éste o aquel lugar.

De Adri podría decirse que era un homo ambulans, el ser andante por antonomasia. Disfrutaba caminando, solo o acompañado. Muchas veces  preparaba rutas en solitario para compartirlas después con nosotros.

Como buen guía que era,  caminaba constantemente preocupado porque nadie faltase ni se quedase atrás. Siempre de buen humor, animaba a los que se quedaban rezagados y celebraba con todos el remate de una buena caminata.

A Adri lo tendremos siempre en nuestro recuerdo. Su bondad, su alegría, su entrañable compañía permanecerán con nosotros en nuestras futuras andanzas y caminatas.

Aunque en estos días nos embarga la tristeza y la nostalgia, queremos  recordarle, alegre y animoso, en estas imágenes que nos devuelven algunos de los buenos momentos que disfrutamos con él.


Junio de 2006. Apoyado en su cachava, en O niño de corvo, sierra de O Argallo, Tomiño. A la derecha, marcando el paso en la romería de A Franqueira, en mayo del mismo año.


Estrenando camiseta con el logo de Los lunes al sol y foto de familia con los componentes de la Caminata Sabatina.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.

Anuncios

12 pensamientos en “Adrián

  1. Desde este rincón que es O Porriño. Mi más sentido pésame a la familia y como no a todos los componentes de SENDEREANDO. Lo conocí muy poco, pero me sobró tiempo para darme cuenta de que era (y seguirá siendo en nuestro recuerdo) un buen compañero. Un saludo Cris y Choupas

  2. A Adrián le recordaré siempre, le recordaré cada vez que camine por un monte, en cada sendero difícil, en cada cuesta. Las que nos gusta caminar pero nos falta entrenamiento o resistencia, le recordaremos porque con él nunca nos sentíamos inferiores, nunca temíamos quedarnos solas, su grito reclamando nuestra presencia alertaba nuestras fuerzas, lograba que el camino pareciese más corto. Con él estábamos seguras, nos esperaba, nos guiaba, nos regañaba, si era preciso, pero nunca nos abandonaba.
    Alguien en nuestro círculo de amigos dijo que Adrián estaba paseando entre las nubes enseñando senderos a los ángeles. Creo que tenía razón.

  3. Querido Adrián:

    Te has ido, sin consultarnos, cuando tanto te seguíamos necesitando. Has tomado un SENDERO distinto. Confiamos que en él te encontraremos y nos seguirás acompañando.

    Hasta pronto. Un abrazo

    José y Piedad

  4. Aunque estos días me embargue la tristeza, tengo la certeza de haber tenido el inmenso privilegio de coincidir y compartir con alguien especial, que ha sabido enseñarnos los senderos del monte y del corazón.
    Un día un amigo de Miami me dijo “esto no es un grupo de senderismo,esto es MAGIA”

    Gracias, ADRIAN

  5. Entristecido por la noticia de la muerte de Adrián, nuestro jefe senderista, y esperanzado pues él llegó ya a la cima en su escalada, quiero enviar a todos, en especial a María Cristina, hijos y familia, mi pésame, cercanía y oración. Quienes tuvimos la suerte de convivir muchos momentos con él y secundar los caminos de senderismo, no olvidaremos su peculiar optimismo y audacia que, en las cuestas arriba donde era el mejor, así como en la dificultades, nos lanzaba su grito:¡Vamos! y los rezagados y desvanecidos recobrabamos la fuerza y llegábamos a la meta. Ahora, erscucharemos repetidamente su ¡Vamos! y seguiremos adelante en el Camino de la Vida. Gracias, ADRIAN, por tu saber impulsar optimismo. Un senderista más:Julián.

  6. Tras unos días fuera de Vigo nos comunica Lourdes tan triste noticia;qué decir, distinto de que durante muchos años, sábado tras sábado, Adrian contribuyó muy especialmente a nuestra felicidad y progresión como personas; o que conocer personas como Adrian convierte la vida en la mejor de las caminatas. Siempre permanecerá en nuestro recuerdo por su alegría de vivir, su bondad y la amistad con la que nos honró (además de sus ¡¡¡vamoooossss!!!).

    Bueno, Adrián, ya has descubierto lo parecidas que son las cuestas de las montañas y la cuesta de la vida:para un buen montañero como tú las dos acaban en el cielo. Recibe, junto con Cristina y el resto de la familia, el mayor de los abrazos.

    Iñigo y Ana.

  7. Gracias. Deseo agradeceros a tod@s las palabras de apoyo, y ánimo que nos habeis hecho llegar. Llevo unos días que no me acabo de creer que realmente no lo voy a volver a ver físicamente, porque en mi mente quedará para toda mi vida, y trato de esforzarme en superarlo; gracias a vuestras desinteresadas palabras, y las de muchos otros, se va llevando lo mejor posible. Leo palabras que indican que Adri era un gran amigo, un guia y lider por esos senderos, pero tengo que deciros que también era un guia y lider familiarmente. Siempre nos ha tratado de mostrar cómo se hacian las cosas, siempre estaba ahí para darte lo que necesitabas, nunca le he oido decir un “NO” a una petición de ayuda en cualquier campo, y te enseñaba todo lo que sabía para que pudieras hacerlo sin ayuda. Mis palabras fluyen con dificultad, porque sigue siendo dificil superarlo, lo único que quería mostraros a todos vosotr@s, los que le acompañabais cada sábado o cada lunes, que en su vida familiar también era grande. Ha sido un buen padre, gran marido y excelente abuelo, y, realmente, sólo me queda decirle, allá dónde esté, GRACIAS por todo. Tu hijo.

    • Mi querido sobrino Pablo:
      Aunque tu eres el benjamin de la familia Sabido-Racineau, yo te considero el mayor de todos por tu nobleza, amabilidad, corazon y cariño. Eres fiel reflejo de todas las cualidades que tú querido y amado padre tenía. Te deseo toda la felicidad del mundo, porque te la mereces. Te quiere de todo corazón tu tio Igna

  8. No tengo nada que añadir a las palabras de Pablo, nuestro hijo numero 4,que expresa muy bien el sentir mío, Marie Christine, y de sus hermanos Adrián, Patricia, Nicolas así como él de la familia de cada uno. Gracias. M.C.R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s