Circular de Tui

Hasta ahora siempre habíamos acometido el monte Aloia por su lado norte, siguiendo el trazado del PRG 2 que comienza en  la parroquia gondomarense de Vincios. En esta ocasión, nuestro compañero de fatigas José Luís  diseñó una ruta que  ataca el famoso monte desde la vertiente opuesta, de forma que  el punto de partida estuviese a la distancia adecuada para que nuestro paso por Tui coincidiese con la hora el almuerzo.

Por eso  iniciamos la marcha en Ribadelouro, parroquia de Tui lindante con O Porriño, conocida en la comarca por su Romería do Cabalo que en mayo del año pasado ya iba por su XI edición. Saco esto a relucir porque uno de los protagonistas de nuestra ruta de hoy fueron precisamente los caballos que pastan en los aledaños del monte Aloia.

Garranos se llaman los de esta raza autóctona de las montañas del norte de la península ibérica. Pues tuvimos la triste suerte de toparnos con unos cuantos de esos equinos martirizados con ese cruel ingenio que es el cepo que en este caso, en vez de la conocida tranca de madera, consiste en una gruesa cuerda atada a sus patas que limita los movimientos del animal que bufa de dolor e impotencia por no poder moverse libremente.

Sobrecogidos e indignados por tan penosa estampa, continuamos nuestra marcha monte Aloia arriba hasta llegar a su cima, un aunténtico jardín botánico desde donde, en los días claros, se pueden contemplar inmejorables vistas del estuario del Miño, cosa imposible en esta mañana brumosa en la que una espesa niebla hurta de nuestra retina tan hermoso espectáculo.

Siguiendo la senda botánica de este parque natural llegamos a la carretera, en las afueras de la ciudad tudense, y nos desviamos hacia el río Tripes que esta época de tan copiosas lluvias va rebosante y rápido entre llamativas cascadas y viejos muiños.

No lejos de donde termina la senda del Tripes se encuentra O Pote, un agradable mesón en donde reponemos fuerzas para seguir después nuestra caminata rumbo a las orillas del río Louro en el tramo que, coincidiendo con el Camino Portugués de Santiago, nos lleva a las puertas del punto de inicio.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
24,260 Km.  6 h. 52 min. Fácil Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios

De Coiro a Tirán

Iniciamos la ruta de este lunes en el colegio de O Castrillón, en Coiro, municipio de Cangas do Morrazo, desplazándonos desde allí hasta la iglesia parroquial que es desde donde parte la ruta publicada por xrosas en wikiloc y que nos ha servido de base para nuestro recorrido el cual hemos variado con respecto al original para hacerlo circular, cerrando el bucle en el lugar del comienzo.

Ya desde el principio llama la atención la monumental iglesia barroca que bajo la advocación del Divino Salvador preside el valle en cuyas alturas se asienta sobresaliendo la impresionante espadaña, realmente desproporcionada con respecto al resto del edificio, y su solemne escalinata.

Ya en pleno ascenso monte arriba, no tardamos en llegar a la maravillosa Fraga de Coiro, que según he leído por ahí, es la masa de bosque autóctono más importante del sur de Galicia, bastante contaminada, por cierto, por las especies invasoras como los eucaliptos, las acacias, las instalaciones de captación de aguas y la cercanía del corredor de O Morrazo.

Apesar de todo eso, los casi 5 Km. de bosque que atraviesan la fraga son un regalo para los sentidos sobre todo en un día como éste, soleado y fresco, siguiente a las copiosas lluvias que han convertido al modesto regato Bouzós en un potente torrente que baja bravo a lo largo de todo el bosque dejando hermosas cascadas en su curso en un escenario de portentosa belleza.

En continuo ascenso dejamos atrás la fraga para alcanzar la Cruz de Ermelo de estilo jacobeo, espléndido mirador de las tres rías y desde allí, después de bajar a la aldea del mismo nombre, emprendemos la subida a la otra cruz, la de Xestoso en el monte Paralaia, otra estupenda atalaya a cuyos pies se extiende la ría de Vigo con las islas Cíes al fondo. De ambas cruces hay repetidas citas aquí en Sendereando, pues allí hemos estado en el 2006, el 8 y el 9 aunque esta es la primera vez que acometemos esos hermosos promontorios desde la vertiente oeste.

Saturada nuestra retina de tanta hermosura, bajamos del Paralaia hasta el corredor de O Morrazo, atravesándolo para tomar la estrecha pista que nos lleva a la iglesia románica de San Martiño en cuyas inmediaciones se encuentra el restaurante O Mingueo donde, en agradable manduca, reponemos fuerzas.

Para cerrar el circuito bajamos a la playa de O Con, en Tirán, seguimos por la de A Vidoeira y desde allí emprendemos la ascensión hacia Coiro a donde llegamos a tiempo de tomarnos un café y despedir la estupenda jornada que hemos disfrutado en nuestra marcha de hoy.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
18,300 Km. 5 h. 50 min. Fácil Sol y nubes 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Budiño

En junio de 2010 tubo lugar la III Andaina Popular de San Esteban de Budiño siendo ferreiro2008 quien la publicó en wikiloc, sirviéndonos de base para la ruta que hemos realizado en este lunes.

Parece ser que  aquella fue la última vez que se organizó la mencionada andaina. Parte del recorrido discurre sobre la Ruta de “As Pozas e Muiños de Budiño” conocida por los componentes de la Caminata Sabatina. Este recorrido, de unos 14 Km. , ha sido ampliado con la subida al Faro de Budiño y bajada hasta O Coto que es donde se inició la ruta en la III Andaina para llegar hasta los bordes del polígono industrial de A Granxa en cuyo restaurante “El Volante” nos detuvimos para comer.

Los 5 km. que nos faltaban para llegar a O Picouzo, que es donde dejamos los coches, los hicimos en la sobremesa. Es una estupenda ruta, muy variada y atractiva, con partes de monte como O Faro y mucha tierra de labor, parras, riachuelos, corredoiras y carreiriños, siempre escapando del asfalto, lo cual es de agradecer a los diseñadores de este hermoso roteiro.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
22,50 Km. 6h. 30 min. Media Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

PRG 19 Abreviado

Raro es el año en el que no hacemos esta magnífica ruta, el PRG 19, habiendo sido la última vez en noviembre del 2012 cuando recorrimos este sendero completamente rehabilitado. En esta ocasión hemos acortado sus 28 Km. para dejarlos en 20 con el fin de que nos cupiese en la corta jornada de estos breves días del incipiente invierno.

Hemos hecho algunas  pequeñas variantes como la desviación a Casa Nito, en Soutelo, en donde interrumpimos nuestra andadura para reponer fuerzas y otra al alto de As Penizas, que muy alto no es ni tampoco tiene mucho que ver, aunque hemos leído en algunos carteles que en verano  es escenario de una movida rock o algo parecido.

Por lo demás no hay mucho que decir que ya no se haya referido en otras de las varias ocasiones en que hemos efectuado este recorrido.

El padre Miño fluye manso y poderoso hacia su cercana entrega al océano, la senda de pescadores o de los carabineros mantiene su entrañable  belleza y el resto de la ruta sigue tan atractiva como siempre con la variedad que ofrece el paso por encantadoras aldeas como Baldráns y Paramos.

Aún el sol se mantiene lo suficientemente alto para permitirnos regresar con luz a nuestros puntos de origen.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
20,860 Km. 6 h. 12 min. Fácil Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Entre tejas y viñedos

En la ensenada de O Grove, por la desembocadura de los ríos Dena y Chanca, llegaron a funcionar hace algunas décadas hasta 28 “telleiras”, de ladrillos y tejas, algunas de las cuales fueron restauradas por la escuelas taller y que constituyen una interesante muestra de la producción artesanal de aquellos materiales hoy industrializados por las empresas del ramo que, como se sabe, tuvieron su apogeo en la tan recordada y denodada “época del ladrillo”, una de las causantes de la actual crisis socioeconómica que sufrimos en estos tiempos.

En aquellos no se hablaba de crisis, pero la vida era dura para estos artesanos que, según se lee en uno de los paneles que ilustran la ruta, trabajaban de sol a sol, extrayendo el barro, amasándolo, elaborando la teja o el ladrillo, secándolos, cociéndolos en el horno y transportándolos en lanchas de vela hasta el embarcadero. La dureza de aquellos trabajos se resume en un dicho corriente en aquellos días: “Comemos o pan que amasou o demo”.

Además de las “telleiras” que forman parte del paisaje de la ribera, a medida que nos adentramos hacia Dena, casi en los límites del valle del Salnés en su encuentro con el mar, nos encontramos con los extensos viñedos en su mayor parte de albariño, el oro de las rias baixas,  que cubren estas fértiles tierras, casi siempre en la modalidad de parra, pues la humedad y la cercanía del mar aconsejan este tipo en vez del “espaller” que se da en las plantaciones de más adentro.

Es una ruta muy cómoda, llana en todo su recorrido, con un hermoso trazado, diseñado por nuestro compañero José Luís,  por la orilla de la serena y brillante ensenada de O Grove en este día, de los primeros de invierno, soleado y fresco, ideal para caminar.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
20,040 Km. 6 h. 15 min. Fácil Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.