Por el río Morgadáns

Hacía mucho tiempo que no nos acercábamos a Morgadáns, una Entidad Local Menor, perteneciente al municipio de Gondomar, situada en los aledaños de los montes Aloia y Galiñeiro.  Aquí, en Morgadáns, ejerció de maestro durante 20 años D. Victoriano Taibo, ilustre escritor y poeta gallego y académico. También pasaba temporadas aquí el pintor de Vigo, San Luís, en una finca llamada A Pombeira, con unas construcciones de estilo algo extravagante.

Viniendo del cercano Vincios, pasada la iglesia dejamos el coche un poco más abajo en el puente de carretera que hay en el lugar de Gonda y, subiendo por una empinada cuesta, pasamos cerca de la citada finca del pintor y nos encontramos con una larga acequia que por estos lares  llaman levada, pues transportaba el agua desde un lejano punto  más alto en el río hasta los muiños de la localidad. El agua la sigue llevando pero los muiños hace  mucho tiempo que están inactivos.

Seguimos río arriba por un paisaje bellísimo, típico de ribera, entre rocas cubiertas de musgo, el río que baja como un torrente saltando entre altos y bajos,  por carballeiras y sotos llenos de encanto, acompañados por el rumor constante de sus inquietas aguas hasta que el sendero se cierra y nos obliga a tomar un pista forestal que nos conduce al curro de Morgadáns, en pleno monte, cuyo vídeo podéis ver pulsando aquí.

Ahora el paisaje ha cambiado por completo. Del río hemos pasado al monte, ya de regreso, bajando hacia Peitieiros, encontrándonos con la agradable sorpresa de una impresionante cascada en el río Touteiras en un desvío que vale la pena hacer para reintegrarnos, después de disfrutar de tan hermoso espectáculo, a la ruta que nos llevará al punto de partida.


A poco de comenzar el recorrido nos encontramos con esta larguísima levada que trae el agua a unos muiños cercanos y cuyo inicio en el río Morgadáns se ve en la imagen de la derecha.


Cuando el sendero del río no da más de sí, salimos a la pista forestal que nos lleva al curro de Morgadáns muy popular por estos contornos.


El río Touteiras nos ofrece esta impresionante cascada. Ya en el camino de vuelta llegamos a  Peitieiros, localidad limitrofe con Morgadáns en cuyo puente de Gonda se cierra el bucle.


Repetimos la ruta al sábado siguiente día 7. Algunos valientes se han atrevido a escalar la cascada como puede verse en este vídeo.

Distancia Duración Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 9,84 Km. 43 h. 14 min. Media Lluvia

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.

PRG 19 renovado

Ya cuando hicimos esta ruta en enero del 2006 nos lamentábamos del mal estado en que se encontraba su señalización. La hemos repetido en alguna ocasión más y la cosa estaba todavía peor pero nos llegó hace poco la agradable noticia de que el Obradoiro de Emprego “Ambiental Tui”  había llevado a cabo la rehabilitación  y allá nos fuimos a comprobarlo habiendo quedado enteramente satisfechos de la labor realizada por el citado Obradoiro.

Desde el Km. cero, mojones de piedra con las marcas blancas y amarillas y el punto kilométrico  así como abundantes marcas en rocas, árboles y muros orientan perfectamente al caminante. Bancos de piedra, algunas esculturas y otros adornos dan una idea de la maestría de nuestros modernos canteiros.

El puente medieval sobre el río Louro y O Muiño de Fuchaco son dos ejemplos de la perfecta restauración de dos elementos de gran valor etnológico y estético.

El PRG 19 se inicia en el antiguo puente internacional de la cuidad de Tui  coincidiendo en sus comienzos con el Camino de Santiago hasta encontrarse con el puente románico sobre el río Louro. Después del puente la ruta PRG 19 se desvía por detrás de la depuradora (EDAR) para   bajar a la orilla del Miño y seguir su propio trazado hasta su final en Guillarei. El primer tramo, siempre pegado a la ribera del Miño hasta Caldelas de Tui, discurre por la antigua senda de los carabineros y contrabandistas perseguidores los primeros, escurridizos los otros, en tiempos no muy lejanos en los que estos parajes eran escenario de ese juego del gato y el ratón que era el contrabando.

Es también camino de pescadores, estrecho carreiriño en el que apenas cabe un par de botas o ancha pista de jabre, entre viñedos, plantaciones de kiwis, invernaderos a la izquierda y el padre Miño a la derecha, y así casi siempre hasta llegar a Caldelas. El río fluye mansamente, casi estático, como una inmensa lámina de plata brillando al sol de esta mañana luminosa y fresca.

Llegados a Caldelas, en la pradera de Baños, la ruta cambia de sentido y, abandonando el río, pasamos bajo la vía del tren y nos adentramos en la zona forestal entre pinares y pequeñas localidades como las Souto y Baldráns en donde nos desviamos hacia Salceda con parada en Casa Nito, famosa en la comarca por sus churrascos y chuletones de cerdo y de ternera. Así que nos damos un pequeño festival regado con rico Mencía y de nuevo reanudamos la marcha, que aún quedan unos cuantos kilómetros para rematar la jornada. En Páramos cerramos el bucle y regresamos al tramo común que nos lleva al punto de inicio.

En los comienzos de la ruta pasamos cerca de la catedral-fortaleza tudense y seguimos por el camino de los peregrinos hasta el puente medieval por delante del cual han construido otro de hormigón que lo oculta y afea el paisaje.

Verdes senderos tapizados de fina hierba bordean el Miño.

Del paisaje de ribera pasamos al forestal. A la derecha, foto del grupo.

Uno de los mojones de piedra con O Muiño de Fuchaco al fondo. El puente internacional, inicio y remate del PRG 19.

Distancia Duración * Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 28,52 Km. 8 h. 53 min. Media Soleado

* Tiempo en movimiento: 5 h. 57 min.

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.

Saiáns-Chandebrito

Ya era de esperar que en una fecha como la de hoy fuese escasa la asistencia. En efecto, solamente cuatro de los casi nunca fallan, Jaime, Javier, Eduardo y José acudimos a la cita de los sábados.

Dejando los coches en el cruce de Saiáns emprendemos la marcha por el GR 53 llegando en poco tiempo a las orillas del río del mismo nombre con su carballeira y sus molinos como es habitual en estos parajes. No tardamos en alcanzar el parque forestal de esta parroquia para seguir por el mismo Gr 53 hasta dar con el siguiente parque el de Oia y de ahí, abandonando en GR, bajamos al parque hasta que llegamos a Fragoselo.

Todo este tramo es muy entretenido, con unas preciosas vistas de la ría sobre todo en un día tan soleado com éste. Dejamos Fragoselo para adentrarnos en la Fraga de Rodas, un bellísimo bosque de espesa fronda por la que ascendemos en dura pendiente hasta llegar a la carretera que delimita las localidades de Corujo y Chandebrito. Aquí, en Chandebrito, bien conocido por los asiduos de la Caminata Sabatina, nos detenemos junto a su molino para tomar el reglamentario refrigerio y seguimos, rodeando el monte de O Castro, para tomar la pista que entre pinares y eucaliptos nos lleva por los montes de Camos hasta en barrio de Cadaval y de allí nuevamente al parque de Saiáns.

Una hermosa jornada en una mañana soleada y fresca, ideal para caminar.

Quedan pocas horas para la celebración de la Nochebuena.

Desde Sendereando deseamos a todos nuestros amigos, a los que nos leen, a los que nos acompañan en nuestras andanzas, a los caminantes y peregrinos y a todos los que de alguna manera senderean por los caminos de la vida, que la ventura y la paz ilumine sus senderos.


A unos 300 m. del inicio la ruta atraviesa este paraje de los molinos de Cal de Outeiro o del río Saiáns. En los primeros tramos hacia Chandebrito desde los parques forestales de Saiáns y de Oia se pueden contemplar hermosas vistas de la ría de Vigo.


La abundancia de agua dibuja en el monte bellas estampas como la esta cascada. A la derecha, la calzada que conduce a la Fraga de Rodas.


Chandebrito visto desde el monte de O Castro. A la derecha, una parte de la ría vista desde el mismo sitio.

Distancia Duración Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 14,54 Km. 3 h. 36 Min. Media Soleado

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.

Vigo-Arcade

En esta época del año en la que los días son tan cortos, nos vemos obligados a diseñar rutas cuya duración no sobrepase las horas de luz que no llegan a las seis de la tarde por lo que debemos rematar la caminata antes de esta hora. Por eso, los recorridos son también más cortos.

Por otro lado abundan los días de lluvia o de frío, lo que nos impide comer al aire libre y de ahí que tratemos  de que el grueso de la jornada sea por la mañana, que algún punto de la ruta coincida con bar, tasca, mesón o restaurante donde podamos reponer fuerzas y que nos permita caminar una hora o dos después de comer y antes de que se haga de noche.

Así fue la jornada de este lunes. Iniciamos la ruta en las instalaciones del servicio municipal de aguas de Vigo, en la calle Cantabria, tomando a unos cientos de metros más adelante A Ruta da Auga que la Comunidad de Montes ha montado sobre la pista por donde corría la antigua tubería de la traída de aguas. Siguiendo esa ruta que discurre durante un buen rato paralela a la ensenada de San Simón, con magníficas vistas de la ría, llegamos a San Esteban de Negros a donde nos lleva un pequeño tramo del GR 58 o Sendeiro das Greas.

Atravesando la carretera que va de Redondela a Porriño  tomamos una pista secundaria que pasa por debajo del puente de la antigua vía del tren y no tardamos en llegar al Convento de Miravella,  ya en el casco urbano de Redondela y allínos detenemos para comer en Casa  Mucha donde por un módico precio satisfacen plenamente los requerimientos de nuestros estómagos.

Después de animada sobremesa, emprendemos de nuevo nuestra marcha siguiendo las flechas amarillas del Camino de Santiago que, al cabo de unos 7 Km., nos llevan hasta Arcade en una combinación de asfalto y piso de tierra entre pinares y aldeas en un trayecto no falto de atractivo, rematando también con hermosas panorámicas de la ría en su encuentro con las inmediaciones de Arcade que es donde termina nuestro recorrido.

En A Ruta da Auga nos topamos con el río Fondón y la fuente del mismo nombre.

Los dos viaductos de Redondela, señas de identidad de la villa.

El grupo de los Lunes al Sol a la salida del restaurante. A la derecha la ensenada de San Simón con las Salinas de Ulló al fondo.

Estas vieiras, símbolo del Camino, son testimonio del paso de los peregrinos. Encantadora hornacina con la efigie de Santiago en su interior y otros ornamentos propios de la iconografía compostelana.

Distancia Duración Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 22,43 Km. 5h. 30 min. Baja  Soleado

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.