Petroglifos y muiños

Iniciamos la ruta de este lunes en el Mirador de O Viso, carretera PO-340 que va de Gondomar a Tui. En realidad serán dos rutas unidas por un corto tramo común. Hacia el oeste parte la que nos lleva al Monte Tetón, interesante enclave arqueológico de los que los que abundan en Galicia, compuesto por dos estaciones: la de Real Seco y la de Portaxes. Entre ambas se alza el pico de forma cónica cuyo nombre revela lo que su forma sugiere.

Espirales, círculos, y formas diversas grabadas en estas enormes lajas son los “souvenirs” que nuestros antepasados dejaron por aquí hace unos cuantos milenios. En esta mañana soleada y no demasiado calurosa, gracias a la brisa que nos acompaña por estas pistas forestales,  recorremos los montes y pinares que rodean al Tetón para, después de haber visitado su parque arqueológico, bajar a la cerca aldea de Couso en donde reponemos fuerzas en Casa Celso, antiguo restaurante muy conocido en la comarca.

Después de la sobremesa, emprendemos la ruta de la tarde, la denominada “Os Muiños de Couso”, que discurre en su mayor parte por las riberas de los ríos Matalagartos y Da Rasas, casi siempre a la sombra, lo cual se agradece, que el calor aprieta. Un agradable paseo en el que podemos comprobar cómo el estiaje ha dejado a estos ríos con su caudal bajo mínimos.

Aún el sol está bien alto cuando alcanzamos el punto final y más de uno aprovechará el tiempo para completar la jornada con un vigorizante baño en la playa.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
21,25 Km. 5h. 22 min. Media Niebla/Sol 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

El núcleo “duro”

Como ya saben los amigos que nos siguen, en Sendereando tenemos dos grupos: uno que sale en las mañanas de los sábados, abierto a todo aquel que quiera participar en esta sana afición y otro, generalmente más reducido, compuesto por unos cuantos jubilatas que dedican todo el día del lunes a senderear.

La única norma que rige nuestras actuaciones es la de estar a las 9 h. en el punto de partida los sabatinos y a las 9.30 los de los lunes, en el Paseo del P.Lorenzo, que es un pequeño parque contiguo a la iglesia del Carmen, de Vigo, que fue donde nació hace más de veinte años este grupo de andariegos.

Muchas son las personas que a lo largo de estos años nos han acompañado en nuestras rutas de los sábados y los lunes. Algunas, como el que esto escribe, aún permanecen en el grupo, otras, después de muchas pateadas, lo han abandonado. También hay quien lo ha intentado un par de veces y abandonó porque el sillón-ball les resultaba más cómodo y atractivo.

Hay cientos de rutas en nuestro palmarés muchas de las cuales pueden verse aquí, en Sendereando, y el denominador común a todas ellas es que ningún fenómeno meteorológico ni es ni será circunstancia que nos impida practicar nuestra afición favorita que es ésta de senderear, aunque tenemos que aceptar que para algunos de los que son habituales, condiciones demasiado extremas como borrascas, temporales o excesivo calor los arredran un poco y ese día se quedan en casa.

Los que aquí nombramos como el “núcleo duro” , llevados de su pasión por disfrutar de la naturaleza no renuncian a caminar por nuestros montes, ríos y valles, haga frío, caigan chuzos o  el sol amenace con calor implacable y una prueba de ello ha sido la caminata de este lunes con una subida desde las Pozas de Mougás, donde nos refrescamos con un baño vigorizante,  hasta los altos de Torroña, unos 8 km. de continua ascensión bajo un sol canicular que caía sobre nuestras espaldas como plomo derretido con el único alivio de la escasa  sombra que de trecho en trecho nos ofrecía algún que otro arbolito.

Llegados por fin a los pinares que rodean esta aldea de Torroña, casi perdida en las estribaciones de la sierra de A Groba, no tardamos en refugiarnos en Casa Paco, restaurante bien conocido por los amigos y simpatizantes de Sendereando, en donde repusimos fuerzas, restauramos líquidos y descansamos antes de rematar la caminata de este lunes con los tres o cuatro km. que nos separaban del punto de partida.

P.D.

El próximo martes día 16, se celebra la fiesta de la Virgen del Carmen, patrona de ls gentes del mar y también de estos senderistas cuyas primeras andanzas surgieron al abrigo de la parroquia que alberga su santuario a cuyo alrededor tendrá lugar, a las ocho de la tarde, la tradicional procesión y posterior vino de confraternización, actos a los que todos estáis invitados.
El núcleo duro

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
18,250 Km. 6 h. 18 min. Alta Soleado

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

O Niño do corvo, A Pedra furada y O Forte de San Lourenzo

Estrenamos semana y estrenamos mes en este primero de julio cuyo cielo cubierto de nubes mitiga los rigores de la ola de calor de estos días. Tres puntos son los hitos que nos hemos propuesto visitar en nuestra marcha de hoy: O Niño do Corvo en plena sierra de O Argallo, A Pedra Furada en la inmediaciones de Figueiró, el lugar donde se encuentra el conocido santuario de San Campio de Lonxe muy mentado en las páginas de Sendereando y el Forte de San Lourenzo en la parroquia de Goián, a la orilla del río Miño, ya cerca de su desembocadura entre la portuguesa Camiña y el concello de A Guarda.

Para ello iniciamos nuestra ruta en el lugar de Valdemiñotos, muy cerca del centro urbano de O Rosal. Por senderos y pistas forestales, entre pinos y viñedos, ascendemos hasta ese precioso mirador que es O Niño do Corvo. Desde allí contemplamos la suntuosa entrega de las aguas del río Miño al océano atlántico. Después, en continuo descenso, llegamos al paraje denominado A Pedra Furada, un roca en la que la erosión ha producido dos grandes agujeros como dos enormes ojos de una máscara monstruosa.

Mientras seguimos monte abajo vemos cómo se extienden a nuestros pies los extensos viñedos que abundan en esta zona y que pronto mostrarán los racimos dorados y rojos con sus uvas albariñas y caiñas, alzándose al fondo la inconfundible silueta del santuario de San Campio de Lonxe.

No queda mucho para llegar, entre invernaderos y tierras de labor, a la parroquia de Goián en cuyo restaurante Asensio, nos detenemos para disfrutar de un rico y esmerado almuerzo. Después de la alegre y animada sobremesa seguimos camino hacia la Fortaleza de San Lorenzo que está muy cerca de la playa fluvial, circunstancia que aprovechamos para darnos un refrescante baño en el río Miño.

Continuamos la caminata de nuevo entre parcelas y más invernaderos que abundan en esta zona gran productora de flores y árboles ornamentales, para seguir monte arriba hasta toparnos con las obras de la denostada autovía A Guarda-Tui las cuales nos olbigan a abandonar la ruta programada y desviarnos a la PO 552 y de ahí la carretera que nos lleva a Valdemiñotos, el punto de partida.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
29,500 Km. 8 h. 14 min. Media Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.