Entre muiños, fontes, piornos y carballeiras

logolunes3.jpg

Lunes, 29 de Octubre de 2007
Ángel, Carlos, Dietmar, Isidoro, Javier, José y Manolo
Recorrido; 17 Km.
Dificultad: Baja
Duración: 4 h.

De Viascón, en la carretera de Pontevedra a Orense, la N-541, cerca de la cafetería Manolo, bien visible por estar en el borde al comienzo del pueblo, sale el sendero PR G68 del que ya hemos dado cuenta hace poco más de un año en una entrada titulada Viascón, A vía escondida.

Hemos hecho el recorrido otra vez y, de nuevo, hemos disfrutado de sus hermosos y entrañables parajes, viejos y arruinados muiños, frondosas carballeiras, alguna fuente rústica pero monumental, los piornos que tanto abundan en e rural, hoy en desuso o abandonados la mayoría, viejas veredas casi desaparecidas y petroglifos en estado lamentable.

Hemos resumido todo eso en unas cuantas imágenes.

reboredos.jpg daponte1.jpg

acenas1.jpg novo.jpg

Por las riberas del Cabanelas nos encontramos, entre otros, los molinos de Reboredos, Daponte, As aceñas darriba y O muiño novo, que de novo, como se ve, tiene bien poco.

natoal1.jpg fonte2.jpg

Javier sacia su sed en la fuente de Natoal, situada en un estratégico cruce. A su lado, el contraste de otra fuente en la Carballeira de San Xusto, modelo de chapuza y de mal gusto.

verea.jpg laxes1.jpg
De la Vereda vella tan sólo queda este trecho de la antigua calzada. El resto ha sido cubierto de hormigón. A Portela das laxes fue en su momento un cuidado recinto que albergaba estas rocas con sus petroglifos. Ahora es una muestra más del abandono en que están muchos de esos monumentos prehistóricos.

piorno3.jpg piorno2.jpg

Rara era la casa en el rural que no disponía de su piorno de uno u otro tamaño. Hoy la mayoría están fuera de uso o son elementos ornamentales.

riogrande.jpg sanxusto.jpg

Este es O Muiño do Río Grande, que es el río Lérez . En la foto contigua, una vista de la Carballeira de San Xusto, un buen sitio para comer y descansar, que es lo que hicimos nosotros aquí al final de recorrido.

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.

Anuncios

Entre el río y la mar

logolunes3.jpg

Lunes, 15 de Octubre de 2007
Adrián, Carlos, Isidoro, y José.
Recorrido; 28 Km.
Dificultad: Media
Duración: 5 h. 30 min.

El río es el Miño, el padre de los ríos gallegos y la mar es la mar océana que decían los antiguos, el Atlántico. Este recorrido discurre entre ambos. Desde los altos senderos de la ida cotemplamos el hermoso valle de El Rosal que se desparrama hasta el río. En el camino de vuelta, una vez pasada A Cruz da Portela, el sendero se convierte en un mirador a más de 300 m. de altitud, sobre la costa que nos afrece la impresionante estampa del mar inmenso viniendo a morir en los arenales y roquedos que bordean la carretera desde Baiona hasta A Guarda.

La ruta comienza en la carretera N. 550, Baiona-A Guarda a unos 500 m. de esta villa, en la zona de descanso que se encuentra un poco más adelante de la estación de de la estación de servicio. Atravesamos la carretera y tomamos una pista asfaltada que sigue el curso del abandonado GR 54, que fue en su día un sendero de gran recorrido hoy descatalogado, aunque quedan vestigios de su señalización. Poco después de la casa de la Comunidad de Salcidos, que encontramos al adentrarnos en el monte, encontramos una señal del antiguo GR54. Tomamos a la derecha y llegamos hasta A Cruz da Portela, atravesamos la carretera y tomamos la fruta en una zona de descanso con unas cuanta mesas de piedra muy rústicas y algún asador. Seguimos por la pista fijándonos en la señales blancas y rojas que aún se ven, algunas repintadas por los chichos de Los Lunes al al Sol, y llegamos hasta los molinos del Folón y un poco más arriba a los del Picón.

Ahí es un buen sitipo para reponer fuerzas y echarse una siesta antes de regresar bien por el mismo sendero por el que vinimos, o por el que pasa por la ermita de San Martiño que es uno que se coge a la derecha poco después de los molinos. Al llegar de nuevo a A Cruz da Portela, tomamos la pista de la derecha que sube casi hasta los 400 m. y que discurre paralela a la costa.

La misma pista nos lleva al cruce cercano a la Casa de la Comunidad de Salcidos citada al principio. De allí seguimos por el camino de ida y, en un par de km., estamos de nuevo en el punto de salida.

fonte.jpg siesta.jpg

Una curiosa fuente de la que aún mana un delgado chorrito de agua. La siesta que no falte, bajo los pinos donde se juntan los molinos del Picón y del Folón.

rmino.jpg mar2.jpg

El Miño se desliza plácidamente y es ahora límite que no frontera entre España y Portugal. Al poniente, el Atlántico baña la costa baionesa.

molinos3.jpg
Mapa de la ruta

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.

Tres faros y un facho

sabatina11.jpg

Sábado, 10 de Octubre de 2007
Adrián,Dietmar,Eduardo, Isidoro, Jaime, Javier, José, y Pilar M.
Recorrido: 12 Km.
Dificultad: Media
Duración: 3h.

El recorrido de este Sábado ofrece unas de las más hermosas estampas que se pueden comtemplar desde la península del Morrazo. Comienza la ruta en Donón, pequeña localidad a la que se accede desde Vigo atravesando el puente de Rande y tomando el corredor del Morrazo hasta Aldán. Desde allí nos acercamos a Hío y, siguiendo el indicador que hay frente a su famoso cruceiro, llegamos a Donón en cuya explanada podemos aparcar.

Tal como se indica en el mapa de la ruta así como en los paneles que allí existen, iniciamos ahí nuestra andadura dirigiéndonos hacia el sur por la pista que nos lleva hasta Punta Subrido en donde nos topamos con el primer faro. De allí bajamos a la playa de Melide, la cual atravesamos para tomar la pista que nos lleva a Punta Robaleira con su gracioso faro pintado de rojo. Poco más al norte, muy cerca, alcanzamos Cabo Home con su faro que señala el canal entre la isla de Monteagudo (Cíes) y A Costa da Vela.

Volvemos sobre nuestros pasos durante un corto trayecto y seguimos por la pista a nuestra izquierda que nos lleva, casi paralela a la de venida, de nuevo hasta el aparcamiento. De allí, subimos por un tramo del GR-59 o Roteiro Ecolóxico do Morrazo, hasta O Facho que es, al parecer, una torre construída en el siglo XVIII a base de aras romanas halladas en este lugar, en el que están llevando a cabo excavaciones arqueológicas, de las que ya se muestran algunos restos de viviendas castreñas. Desde aquí se pueden contemplar en toda su belleza las Islas Cíes, Ons y Onza. Habiendo disfrutado del impresionante paisaje que nos ofrece A Costa da Vela, regresamos al punto de partida.

faro.jpg robaleira.jpg
Los faros de Cabo Home y Punta Robaleira.

melide.jpg cabohome.jpg
Playa de Melide y Costa da Vela

facho.jpg castro.jpg
O Facho (Lugar desde el que se encencían fuegos para guiar a los marineros. A veces se hacían para provocar naugragios). Contrucciones castreñas.

mapa.jpg
Mapa de la ruta.

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.

Novedades en el Histórico de Mos

sabatina11.jpg

Sábado, 6 de Octubre de 2007
Adrián,Eduardo, Jaime, Isidoro, Javier,José y Pilar B.
Recorrido: 12 Km.
Dificultad: Media
Duración: 3h.

El sendero llamado Histórico de Mos es el PR-G67, circular que tiene la salida y llegada en la explanada que hay frente al restaurado palacio de los Marqueses de Mos, en Los Valos. Una forma fácil de llegar hasta allí es desplazarse hasta la rotonda que hay frente al aeropuerto de Peinador y desde allí, cruzando la carretera que viene de Puxeiros bajar hasta los Valos que es donde está el citado palacio.

En esta ocasión hemos encontrado dos nevedades con respecto a recorridos anteriores por este mismo sendero.

Una es la construcción de un Sendero Ecológico por el río Louro, que está situado al paso de éste por el puente que queda antes de cruzar la carretera de Porriño a Redondela. El tal sendero que es de muy corta longitud está subvencionado por la CEE, con un presupuesto de 188.000€, lo cual parece a todas luces exagerado viendo lo corto que es y el poco trabajo que allí se ha realizado. Aun así, está sin rematar y lo curioso de del caso es que a su término no tiene salida, pues una cancilla metálica cerrada con llave impide el paso. Todo eso huele a chamusquina y a chanchullo.

La otra novedad se nos revela ya en plena subida por La Gándara, cuando nos encontramos con el poblado de Penacova, donde se celebra la Fiesta de la Prehistoria preparado para la prehistórica juerga que organizan los de la parroquia de Santa Eulalia cada mes de Agosto.

A continuación, unas imágenes que ilustran lo escrito.

louro.jpg cartel.jpg
Esta imagen es engañosa. A los pocos metros la pista está inacabada y a otros pocos más hay que dar la vuelta porque no tiene salida.

prehistoria.jpg piorno.jpg
Vista del poblado prehistórico. Joyas de la arquitectura rural: un piorno restaurado a base de ladrillos pintados.

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.

Comienzo de temporada

caminatap.jpg Sábado, 29 de Setiembre de 2007

Adrián, Ángel, Carlos, Carlos P., Carlos S., Eduardo, Isidoro, Jaime, Javier, José, María, Mercedes F., Pilar B., Pilar M.

Recorrido: 20 Km.

Difilcultad: Media

Duración: 4 h.

Tal como estaba anunciado, el pasado sábado 29, inauguramos en Oliveira la nueva temporada de la Caminata Sabatina. Salimos los senderistas de la finca de Oliveira a las diez y media, siguiendo el GR58, hasta los montes de Donas, abandonando allí este sendero para llegar al campo de bolos, atravesando una preciosa fraga, en la que crecen unos avellanos centenarios no lejos de un muiño en ruinas, que no hace mucho ya fue objeto de un recorrido por algunos de nosotros.

Los senderistas que seguimos a Eduardo, ya que algunos se despistaron y volvieron por la carretera, entramos enOliveira por el lado opuesto al de la salida, o sea por su entrada Norte, rematando así un recorrido perfectamente circular.

Una vez reunidos todos, tanto senderistas como acompañantes, asistimos a una emotiva misa en la capilla de la finca, oficiada por el P. Ángel, uno de nuestros más asiduos caminantes. A continuación, se celebró una alegre comida a base de empanadas, tortillas, tartas y cosas así.

En los cafés no faltó la cantata de rigor acompañada por el acordeón de Dietmar.

Cerca de las siete nos fuimos despidiendo unos de otros mientras que el silencio y el fino orballo iban cayendo suavemente sobre Oliveira.

andando.jpg llegada.jpg
Los caminantes aún frescos, inician una ascensión poco después de la salida. Horas más tatrde, bajo un arco de acacias, entran de nuevo en Oliveira.
capilla.jpg comida.jpg
La hermosa y sencilla capilla donde se celebró la misa. Dietmar y su acordeón amenizan los postres.
grupo.jpg
La foto de familia antes de poner fin a la estupenda jornada.