Por los montes de O Rosal

Iniciamos la caminata junto al merendero del Alto da Portela que está en el ramal que va desde carretera de Baiona-Á Guarda a O Rosal.

Como hace algo de niebla y el cielo está encapotado, solamente se puede ver un pco de mar pero, a medida que avance la mañana, irá despejando y aunque nublado podremos disfrutar de las hermosas visas que nos ofrecen las varias atalayas que a lo largo de esta ruta hemos de alcanzar.

La primera es la del Alto do Torroso en el que destaca una enorme roca en la que la erosión dejó un gran agujero como una hornacina en la que alguien ha colocado un par de imágenes de la Virgen de Fátima. Desde su cima contemplamos  a nuestros pies la gran mar océana sin límites visibles, con las olas rompiendo en la costa y el monte de Santa Trega en frente.

Un poco más adelante nos dirigimos al Alto do Corniño en donde llaman la atención unos molinos naviculares que son como unos morteros insculpidos en la roca en los que hace unos miles de años nuestros antepasados molían el grano.

Seguimos  subiendo y bajando por el monte hasta dar con el Castro do Pico da Bandeira en donde un panel indica la existencia de varios petroglifos que no hemos sido capaces de identificar. También desde aquí disfrutamos de una vista muy cercana del Monte de Santa Trega y el río Miño en su desembocadura en el Atlántico.

Desde ahí toca caminar un buen rato por el monte hasta dar con Os Muiños de Marzán, un hermoso paraje con unos cuantos de esos rústicos ingenios que hasta la llegada de la electricidad  fabricaron harina para el pan nuestro de cada día. Hoy, solitarios y abandonados, gracias a su mampostería de piedra permanecen allí como testigos de tiempos pasados.

Desde estos muiños un sendero paralelo a la «levada» que llevaba el agua a sus «rodicios» nos conduce hasta la capilla de San Vicente una pequeña ermita cuyos orígenes se remontan al siglo XIII y en cuyo entorno pueden verse unas sepulturas en piedra, pétreos ataúdes sin tapa, conocidos como los Sarcófagos de Marzán que es la aldea que encontramos a poco más de un kilómetro de este lugar.

Desde Marzán avanzamos hacia el lugar de Parada y desde allí no metemos de nuevo en el monte por una pista forestal que, a lo largo de varios kilómetros, nos lleva monte arriba hasta su punto más alto que es en la bifurcación que se desvía a la ermita de San Martiño, no lejos de los famosos muiiños del Picón y Folón.

Nosotros seguimos cuesta abajo para después de un par ,de kilómetros, llegar al punto de inicio y final de esta ruta en el area recreativa de O Alto da Portela.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
17,900 Km. 5 h. 12 min. Media Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Pateando por A Gávea

Fue una buena pateada. Iniciamos la jornada en el bario vilanovense de A Calçada da Serra no tardando en alcanzar el parque y capilla de Nª Sª Da Assunçao, muy cerca del Miradoiro do Cervo con la figura del ciervo dominando todo el valle de Vilanova de Cerveira oculto a nuestros ojos por la densa niebla que nos acompañó durante buena parte de la mañana.

Tras unos cuantos balanceos en el enorme columpio que han instalado junto al monumento, continuamos nuestra marcha, ya metidos en plena sierra, por pistas forestales que suben y bajan por el monte casi siempre raso y seco excepto algunos tramos de pinar cuya sombra se agradece aunque el camino está casi cerrado de maleza y tojo lo que dificulta la marcha, a veces por pendientes pronunciadas que, ya bajo un sol un tanto opresivo, demandan un plus de energía a nuestras menguadas fuerzas.

Os Moinhos da Gávea, un conjunto de muiños iguales a los gallegos junto con el  «parque de merendas» vecino, constituyen un lugar distinto, verde y umbroso,  en medio de estos montes.

Llegados que somos al Convento de San Paio, nos encontramos con que está cerrado por lo que nos perdemos uno de los hitos interesantes de la ruta.

Más pista forestal por la ladera con el río Miño allá abajo fluyendo entre las tierras de Vilanova y Tomiño cuando pasamos por las cercanía sde A Porta do Espirito Santo, otro hito que dejamos atrás porque porque se nos hace demasiado tarde y corremos el riesgo de encontrarnos con que ha cerrado la cocina del restaurante de Casa Telleiro a donde llegamos al filo de las cuatro y en donde somos atendidos espléndidamente finalizando así esta nebulosa y calurosa jornada.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
20,110 Km. 6 h. 54 min. Alta Niebla-Sol 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Un baño en O Delirio

Una vez más, los andarines de Los Lunes al Sol nos hemos ido a dar una vuelta por A Serra do Argallo partiendo del lugar de Sanomedio, al lado de su capilla de San Antonio, desde donde pronto nos encontramos con los viñedos Altos de Torona que, según se dice en su página web, son los de mayor extensión de las Rías Bajas con sus 94 hectáreas orientadas al sur en la falda del Monte Galeno.

Ascendemos por el vial que serpentea entre sus viñas, jalonado por olivos y camelias, haciendo una parada en el espléndido mirador instalado encima de su bodega desde el que se contempla el valle de O Rosal, con el Miño al fondo que discurre majestuoso  acercándose a su desembocadura entre A Guarda y Caminha.

Una vez pasados los viñedos, una pista forestal nos lleva monte arriba hasta O Alto da Pedrada, una de las dos atalayas que con la de O Niño do Corvo marcan el cordal de A Serra do Argallo que discurre frente a la de A Groba, separadas ambas por los cauces de los ríos Groba y Tamuxe.

Después de disfrutar de las magníficas vistas sobre el valle, seguimos por pistas forestales, casi siempre bajo la benéfica sombra de sus pinares y siguiendo el menguado cauce de O Rego da Fábrica, hasta el enclave denominado  Auga de Estás. en cuyo interior se encuentra el área recreativa de O Delirio do Poderoso.

O Poderoso es el nombre del monte en el que se halla este espacio con esculturas en piedra de Antúnez Posa, poesías grabadas de Francisco Álvarez «Koki» y un estanque en el que nos sumergimos durante un buen rato para disfrutar de la frescura del agua cantarina que mana de su monumental fuente.

Poco nos queda para dejar atrás el parque y los pinares y toparnos con el tramo de O Regato dos Bravos, ya muy cerca del lugar de Sanomedio, punto de inicio y de llegada de la caminata de hoy.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
16,540 Km. 5 h. 2 min. Media Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.