Entre Fragoselo y Chandebrito

Fragoselo es una localidad que se encuentra en la parroquia de Coruxo, Concello de Vigo. Se llega fácilmente tomando el bus nº 29 de Vitrasa, que parte de la Plaza de España. Este lugar es algo famoso porque no lejos de su núcleo urbano, entrando unos metros en el monte, siguiendo las marcas rojas y blancas del GR-53, o Sendeiro panorámico de Vigo, se halla uno de los petroglifos más importantes de los varios que existen en la zona.

Lo malo es que el tal monumento se encuentra en unas condiciones deplorables, en el más absluto abandono. Apenas si se pueden apreciar las inscripciones que nuestros antepasados grabaron sobre la enorme roca. Del panel informativo solamente quedan dos patéticos soportes, restos de la barandilla de hierro que la rodeaba y la maleza que invade el lugar. Mucho proteger nuestros monumentos en la propaganda electoral, pero la realidad ahí está: un desastre.

Lo bueno es que bajando desde el petroglifo por un tramo del GR-53 ya citado, a unos 200 m., se puede tomar un sendero a nuestra derecha que nos lleva a través de una hermosísima fraga que, a lo largo de unos 4 km. , nos envuelve en el embrujo de su calma yde su exhuberante frondosidad. La atraviesa un juguetón riachuelo que se precipita sobre sus piedras musgosas en alegres cascadas. Añosos carballos, amieiros, ruscos y otras especies decoran este increíble paraje. Poco antes de llegar a Chandebrito se hallan las ruinas de unos muiños, que el paso del tiempo ha cubierto de musgo y que recuerdan viejos tiempos de intensa actividad en estos parajes en los que aún se pueden apreciar las huellas de los carros del país en las piedras de las centenarias corredoiras.

Es un recorrido corto, aunque bastante accidentado, pero que recomendamos por su entrañable y excepcional belleza.

petro.jpg muino.jpg
En la imagen se aprecia el abandono en que se encuentra este petroglifo. Uno de los muiños, de un grupo de tres, poco antes de entrar en Chandebrito.

fraga.jpg baya.jpg
Estampa de la fraga. La roja baya alegra esta rama de rusco.

Sendereando en cifras

Próxima a iniciarse la temporada 2007/08, hemos hecho cuentas con los kilómetros sendereados en este ejercicio que ya está a punto de agotarse. En los gráficos que se muestran aquí, se indican los kilómetros recorridos por cada uno desde el 23 de setiembre del 2006 hasta el 22 de este mes. Solamente se han tenido en cuenta a los que han superado los 100 km., pues de incluir a todos los que han venido un sábado u otro, haría falta un espacio del que no disponemos.

En el de Los lunes al sol se han sumado los kilómetros de la Caminata sabatina, mostrándose así el total de los kilómetros recorridos en todo el período.

Ojalá que en esta temporada, que inaguraremos en Oliveira el próximo sábado 29, superemos las cifras y los participantes.

Comienzo de temporada

 

Tablónde anuncios

=_x0000_s1026″ class=”O”>

Caminata sabatina

 

Inauguración temporada 2007-2008

 

Sábado, 29 de Setiembre

 

Salida a las 9h. del Paseo del P. Lorenzo

 

Inicio y fin de ruta en Oliveira

 

Santa misa en la capilla de la finca

 

Comida de
confraternización entre senderistas y acompañantes

Ruinas en Cabo Silleiro

caminatap.jpg Sábado, 8 de Setiembre de 2007

Carlos, Eduardo, Isidoro, Jaime, José, Julián y Luis.

Recorrido: 17 Km.

Difilcultad:Media

Duración: 3,5 h.

El objetivo de la ruta de este sábado, diseñada por Carlos, era visitar las ruinas de la antigua Batería de Costa J4, que se encuentran en Cabo Silleiro, parroquia de Baredo, Concello de Baiona. Como se puede apreciar en las imágenes, esta batería era un importante bastión defensivo cuyos cañones, aún visibles hoy, apuntaban al mar.

Estas instalaciones fueron abandonadas por el ejército en los años ochenta pero no fue hasta 1998 en que un Real Decreto las declara definitivamente inservibles. Parece ser que hubo algunos intentos de aprovecharlas como reclamo turístico, lo cual no era mala idea dada su singularidad, pero la cosa no cuajó y lo que queda ahora son paredes pintarrajeadas, tejados derruidos, ventanales en los que no queda ni un cristal, etc. De todas maneras, vale la pena acercarse hasta allí, para admirar el impresionante panorama sobre el Atlántico que se nos ofrece desde aquellas alturas y darnos una idea de lo que era una instalación militar de aquellos tiempos.

Iniciamos la ruta en Chan da Lagoa, un parque forestal en plena sierra de la Groba, al que se accede por la carretera que va a la Virgen de la Roca, en Baiona. Desde allí bajamos por el PGR 62 hasta llegar a una pista forestal, desde la cual es fácil encontrar el camino a nuestra izquierda que baja hasta la cercana parroquia de Baredo. Ya en Baredo, tomamos un vial asfaltado que se llama Camiño Candeira. Enlazamos con la calle Cabreiro que se junta con la Estrada a Cabo Silleiro, que es una pista de tierra que nos lleva directamente hasta las instalaciones militares.

Regresamos por la misma pista hasta llegar a Baredo y, casi a la salida del pueblo, nos fijamos con cuidado en un camino a lnuestra derecha donde están las señales blanca y roja del Sendeiro das Greas. Siguiendo estas señales llegamos de nuevo a Chan da Lagoa.
lavadero.jpg paradabus.jpg
En Baredo posamos ante este monumento que alberga una fuente y un lavadero en su interior.Contrasta su rebuscada aquitectura con la descuidada y vulgar parada de autobús que está un poco más ariba.

entrada.jpg canon1.jpg
El pórtico que da acceso a la que fue Batería de Costa J4 da testimonio de la importancia de aquel enclave. Jaime escruta el cielo persiguiendo el vuelo de algún pájaro con el viejo cañón como mudo testigo.

chalet.jpg ruinas.jpg
Del chalet de algún jefe y de la residencia de la tropa no quedan más que ruinas.

faro1.jpg subida.jpg
El gran faro que data de 1924. Eduardo y Julián ganan la empinada cuesta bajo un sol implacable.

rodadas.jpg chan.jpg
Los carros del país han dejado sus huellas en la roca. Chan da Lagoa, inicio y fin del recorrido.

Mapa de la ruta

mapa.jpg

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.