Caminha 22

Como esta ruta la hacemos cada verano, poco hay que añadir que no se haya dicho en nuestras  anteriores caminatas por la villa portuguesa de Caminha.

La mañana comenzó fresca y soleada con algunas nubes altas lo cual hizo más llevadera la primera parte de la ruta que, pasando por el centro de Caminha, asciende hasta O Alto da Espiga, primero por un tramo empedrado y después hasta llegar a la Capela de San Antoâo, por la carretera asfaltada que nos lleva hasta allí.

Ya por pista forestal, nos dirigimos a O Alto da Espiga un espléndido mirador sobre el Atlántico que recibe, entre la viila portuguesa y la española de A Guarda, al río Miño que  finaliza allí sus más de 300 Km. de recorrido.

Tras una abrupta bajada por rocas y piedras sueltas, seguimos hasta la ermita de San Pedro de Varais en donde nos detenemos para tomar el clásico plátano acompañado esta vez por las ricas chulas que Elvira nos ha preparado, cosa que suele hacer con bastante frecuencia y variedad.

Desde San Pedro seguimos descendiendo por pistas y senderos hasta la playa de Moledo en donde comienza el camino que, por el interior del  frondoso pinar conocido como   O Mato do Camarido, nos lleva hasta el lugar de origen y también final de esta caminata.

Desde allí nos desplazamos Casa Mariana, en Afife, en donde damos cuenta de dos  suculentas lubinas en sus versiones de «grelhada» y al vapor, regadas por un delicioso «viño verde» Murallas con el que brindamos por que el próximo verano podamos repetir.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
18,720 Km. 5 h. 29 min. Media Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.