Entre el río y la mar

logolunes3.jpg

Lunes, 15 de Octubre de 2007
Adrián, Carlos, Isidoro, y José.
Recorrido; 28 Km.
Dificultad: Media
Duración: 5 h. 30 min.

El río es el Miño, el padre de los ríos gallegos y la mar es la mar océana que decían los antiguos, el Atlántico. Este recorrido discurre entre ambos. Desde los altos senderos de la ida cotemplamos el hermoso valle de El Rosal que se desparrama hasta el río. En el camino de vuelta, una vez pasada A Cruz da Portela, el sendero se convierte en un mirador a más de 300 m. de altitud, sobre la costa que nos afrece la impresionante estampa del mar inmenso viniendo a morir en los arenales y roquedos que bordean la carretera desde Baiona hasta A Guarda.

La ruta comienza en la carretera N. 550, Baiona-A Guarda a unos 500 m. de esta villa, en la zona de descanso que se encuentra un poco más adelante de la estación de de la estación de servicio. Atravesamos la carretera y tomamos una pista asfaltada que sigue el curso del abandonado GR 54, que fue en su día un sendero de gran recorrido hoy descatalogado, aunque quedan vestigios de su señalización. Poco después de la casa de la Comunidad de Salcidos, que encontramos al adentrarnos en el monte, encontramos una señal del antiguo GR54. Tomamos a la derecha y llegamos hasta A Cruz da Portela, atravesamos la carretera y tomamos la fruta en una zona de descanso con unas cuanta mesas de piedra muy rústicas y algún asador. Seguimos por la pista fijándonos en la señales blancas y rojas que aún se ven, algunas repintadas por los chichos de Los Lunes al al Sol, y llegamos hasta los molinos del Folón y un poco más arriba a los del Picón.

Ahí es un buen sitipo para reponer fuerzas y echarse una siesta antes de regresar bien por el mismo sendero por el que vinimos, o por el que pasa por la ermita de San Martiño que es uno que se coge a la derecha poco después de los molinos. Al llegar de nuevo a A Cruz da Portela, tomamos la pista de la derecha que sube casi hasta los 400 m. y que discurre paralela a la costa.

La misma pista nos lleva al cruce cercano a la Casa de la Comunidad de Salcidos citada al principio. De allí seguimos por el camino de ida y, en un par de km., estamos de nuevo en el punto de salida.

fonte.jpg siesta.jpg

Una curiosa fuente de la que aún mana un delgado chorrito de agua. La siesta que no falte, bajo los pinos donde se juntan los molinos del Picón y del Folón.

rmino.jpg mar2.jpg

El Miño se desliza plácidamente y es ahora límite que no frontera entre España y Portugal. Al poniente, el Atlántico baña la costa baionesa.

molinos3.jpg
Mapa de la ruta

Nota: Para ampliar, hacer clic en la imágenes.

Anuncios

Un pensamiento en “Entre el río y la mar

  1. Pingback: Entre la niebla y la noche « Sendereando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s