Entre el Miño y el Tamuxe

El objetivo principal de la caminata de este lunes era conocer el famoso Arco de La salud y San Blas en San Juan de Tabagón. Es una composición floral con protagonismo de la camelia construída sobre una estructura de troncos de madera de unos 14 m. de alto por 5 de ancho que, desde hace muchos  años, preparan los vecinos de este de barrio de O Rosal para elevarlo el día del santo ante la iglesia parroquial en una ceremonia llena de colorido y de expectación, pues nadie se queda tranquilo hasta que el monumento queda firme y bien apuntalado. Un vez que el arco está en su sitio se celebra la fiesta con música de gaitas bailes y el regocijo propio de estos actos.

Nosotros no asistimos a la ceremonia pero sí tuvimos ocasión de admirar este “maio” prematuro, fresco aún, pues fue levantado el día anterior. Para llegar hasta este lugar iniciamos la ruta en el Molino de Las Aceñas, a orillas del río Tamuxe, continuando por sus alrededores haciendo un círculo para volver al molino y, desde allí, hasta el puente sobre el Tamuxe, hasta entrar en A Cumieira, basándonos en la Ruta de los Naranjos publicada por galegués en wikiloc ampliándola en unos 5 km. La verdad que naranjos hay pero no tantos como para darle nombre al recorrido. Lo que sobra es asfalto, más apropiado para las ruedas de los coches que para las botas de los caminantes. Ahora bien, sin subidas ni bajadas, todo llano. Al final del recorrido se llega casi tan fresco como al principio.

Aun así,  es un paseo agradable por esos pueblecitos de O Rosal como San Miguel de Tabagón,  San Juan, Eiras,  con sus monumentales iglesias, sus petos de ánimas en muchas de sus esquinas, cruces y cruceiros. Desde la ermita de la Magdalena, en Eiras, entre centenarias sobreiras se contempla una hermosa vista del río Miño.

Llegados a la orilla del gran río, no lejos del embarcadero, se encuentra el restaurante Eiras en donde nos detenemos para comer. Cerca  de él tiene su inicio el  PRG 112 o Sendero de Pescadores, según de lee en el panel informativo. Nada que ver con los senderos de pescadores que conocemos por el Miño de Tui a Caldelas, en el Lérez o en el Barragán, esos estrechos caminitos al borde del río entre frondosos bosques de ribera. Éste es una ancha pista bastante distante del río que también tiene su encanto, cómoda para pasear, pero muy diferente de los que se suele entender como senderos de pescadores.

Siguiendo el PRG 112 llegamos a su punto final en Las Aceñas que fue donde comenzamos.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
21,150 Km.  5 h. 32 min. Fácil Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s