Aguas cristalinas

Una vez al año, por estas fechas, hacemos una ruta que pase por las Pozas de Loureza. Sus aguas cristalinas, transparentes y un poco fresquitas  son un alivio para nuestros cansados miembros después de una larga marcha durante toda la mañana por los montes de A Groba que rodean las localidades de Loureza, Burgueira y Torroña.

Iniciamos la marcha en Loureza, un pequeño núcleo rural, a la orilla  del río Tamuxe, al lado de su iglesia y cementerio, muy cerca del Bar El Puente en donde hemos reservado la comida que nos espera una vez hayamos llevado a cabo la caminata de este lunes. Como son días de calor y canícula hemos decidido caminar solamente por la mañana  a fin de librarnos del esfuerzo que supone patear con con la pesadez de la digestión a pleno sol.

Las primeras tres horas son de continua ascensión por  pistas y caminos, la mayoría a la sombra de pinares y eucaliptos, aunque también nos toca parte de monte raso que a estas horas tempranas se lleva bien acompañados por la fresca brisa que sopla por estas alturas. Después de Burgueira no tardamos en llegar a Torroña, otro conjunto rural que en medio de estas soledades, es muy visitado por los que gustan de los manjares de la famosa  Casa Paco, que estos senderistas  conocen desde hace muchos años.

A partir de ahí todo es descenso a través de fincas y pinares sin pasar por población alguna excepto la pequeña localidad de O Viso desde cuyos cerros se divisa en la lejanía el mar en donde desemboca el río Miño así como el monte de Santa Tegra en la villa guardesa.

Ya van allá los primeros 20 Km. cuando nos topamos con la bajada al río en el lugar en el que se encuentran las Pozas de Loureza, unas hermosas piscinas naturales que las aguas del río Tamuxe han ido formando a lo largo de los siglos horadando las rocas que se encuentran a distintos niveles formando saltos y pequeñas cascadas.

Unos cuantos bañistas toman el sol sobre las grandes lajas y los de Sendereando, después de despojarnos de mochilas, botas y vestimenta de andar, nos sumergimos en las límpidas aguas de una de las pozas para disfrutar de un pausado y refrescante baño antes de seguir camino, que ya queda poco, para llegar al Bar Restaurante El Puente en donde, después de  22 Km. de marcha mañanera, reponemos fuerzas a base de empanada, tortilla y otros entrantes previos a la carne guisada con patatas que allí nos  tenían preparada.

Como ya no hay prisa, pues la caminata ha rematado aquí, tras una larga y entretenida sobremesa, abandonamos Loureza y nos despedimos hasta la próxima.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
22,000 Km. 6 h. 35 min. Media Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s