Las pozas del Cerves

Miguel es un miembro destacado del grupo senderismo de nombre Congostra cuyas andanzas comparten algunos de los “socios” de nuestra Caminata Sabatina. Miguel y Manolo también de Congostra, grandes conocedores de nuestro entorno natural, han tenido el amable gesto de obsequiarnos con una ruta diseñada por ellos en base a las famosas Pozas de Melón, también conocidas como Pozas de Tourón  y que aquí en Sendereando hemos dado en llamar Pozas del Cerves que es el río que les da carta de naturaleza.

Diseñar una ruta no es cosa fácil y menos una de casi 24 Km. como ésta. Hay que patearla una y otra vez hasta dar con las pistas y senderos que nos lleven al punto de origen. Nosotros la hemos hecho en este lunes guiados por nuestro GPS y siguiendo el mapa que nuestro amigo Manolo preparó. Desde aquí le expresamos nuestra gratitud y felicitación por su excelente trabajo.

La ruta comienza muy cerca de la capital del municipio de Melón, otrora muy transitada por el abundante tráfico que, camino de la meseta, abundaba en la N120. Hoy la competencia de la A52 ha convertido  este pueblo en un lugar silencioso y solitario por el que apenas transita alguno que otro vehículo de vez en cuando. Su más sobresaliente atractivo son los restos de su impresionante monasterio cisterciense  del que aún se conserva el templo y parte de su elegante claustro. Tampo hay que olvidarse, aunque sea en otro aspecto, de los contundentes y sabrosos chorizos de su carnicería local.

Justo enfrente del monasterio, un poco más arriba, tomando el vial que sube a nuestra izquierda, llegamos en pocos minutos a la aldea de Tourón que es de donde parte el hermoso paseo que nos lleva, al cabo de 1 km. aproximadamente, al paraje en el que se encuentra la gran cascada. Digo gran cacada en tiempos de lluvia porque en éste tan seco el salto de agua pierde un tanto de la fuerza y espectacularidad de cuando el río va lleno.

Un mirador y una espléndida pasarela de madera posibilitan el disfrute a tope del impresionante paisaje. A lo largo de unos 1.500 m. se suceden pozas y cascadas, en este tramo del río Cerves que termina en el puente de As Mestas. Es una pena que estas aguas rápidas y saltarinas que deberían ser también transparentes y limpias bajen turbias y sucias.  Supongo que las truchas y demás fauna y flora fluvial serán las víctimas de tal agravio ecológico.

Al final del citado paseo existe una zona de recreo con restaurante en activo en el que el paseante puede aliviar su apetito. Desde aquí hay que seguir hasta a la carretera y caminar por el asfalto hasta llegar al paso bajo la autovía. A partir de este punto abandonamos el paisaje fluvial para adentrarnos monte arriba, monte raso, de escasa vegetación, apenas tojo y matorral, hasta llegar a los alrededores de la aldea de Vivenzo en donde giramos bruscamente a nuestra izquierda para tomar la pista que conduce al parque eólico. Por allí, en uno de los escasos espacios con arboleda, nos detenemos para comer. Guiados por nuestro GPS seguimos hasta alcanzar,  poco después del lugar de Cortiña, una enorme cantera de granito atravesada la cual llegamos en menos de una hora a Tourón, punto de inicio en el que se cierra el bucle.


La aldea de Tourón con más casas vacías que habitadas. El crucero afarolado recuerda los que se ven por tierras andaluzas.


Terraza del mirador y tramo de la pasarela.


La gran cascada disminuida a causa de la sequía. El agua de esta poza no invita a darse una baño.


En el Cerves y en la cantera.


El monasterio de Santa María.

Distancia Duración* Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 23,55 Km. 7 h. 49 min. Fácil

*Tiempo en movimiento: 7 h.
Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Nota: Para ampliar, hacer clic en las imágenes.

El “Trilho de los miliarios” como nuevo

Éste sábado hemos repetido con el grupo de  la Caminata sabatina el PR8 o Trilho de los milarios, que parte de la parroquia de Cossourado, Paredes de Coura, pero muy cerca de Valença do Minho en nuestro vecino Portugal. No estábamos muy seguros de cómo encontraríamos esta preciosa e interesante ruta que en nuestra última visita ofrecía una estado de mantenimiento deplorable hasta el punto de que en algunos sitios se hacía intransitable.

Pues en esta ocasión nos hemos llevado una agradable sorpresa al comprobar que todo el recorrido ha sido limpiado y desbrozado, eliminada la maleza y repintadas las marcas amarillas y rojas que orientan al caminante durante todo el recorrido sin posibilidad de que se pierda.

Por una vez nos llena de satisfacción el poder felicitar a los responsables de Paredes de Coura que han demostrado su sensibilidad y aprecio a la naturaleza manteniendo esta ruta en perfectas condiciones. Bien que se lo agradecemos los senderistas que  nos encontramos con más frecuencia de la que sería de desear  con rutas en un lamentable estado, abandonadas por quienes salieron en la foto muy ufanos el día de su inauguración y ahora, que ya no hay foto, se olvidan de su mantenimiento dejándolas a merced de la maleza y la incuria.


Estado en el que se encontraba el sendero en nuestra visita de julio del 2010.


Estado actual con el sendero expedito y libre de maleza.


El grupo de este sábado en la orilla del río Coura.

Distancia Duración Dificultad Tiempo
Datos de la ruta  12,2 Km. 3 h. 24 min. Media