El Toxa en concierto

Con frecuencia la naturaleza recuerda a una orquesta sinfónica con sus músicos y solistas. Los trinos de los pájaros, cada uno con su melodía, el susurro de brisa a través de la arboleda, el murmullo de las aguas que fluyen en tantos ríos y riachuelos, acequias y “levadas” que surcan los montes y valles de nuestro país, los mil y uno rumores del bosque…

En una mañana como esta de primeros de noviembre, serena y plácida, destaca  en esa sonora sinfonía el solo que interpreta cual redoble de timbales la impresionante cascada del río Toxa cuando, desde la altura, entrega sus aguas a la tranquila corriente del señor de estas tierras, el río Deza.

No es la primera vez que nos acercamos a estos pagos cuyos protagonistas son el Monasterio de Carboeiro y la Fervenza do Toxa, pero en esta ocasión lo hacemos con una especial razón y es que, después de las abundantes lluvias de estos días, sabíamos que la fervenza luciría en toda su plenitud y así fue. El río Toxa se precipita desde allá arriba no como la suave cola de caballo que estamos acostumbrados a contemplar  cuando el río va con su caudal de tiempo seco sino como un como un chorro de blanca espuma que,  en vez de fuego, brotase de las fauces de un dragón.

Iniciamos la marcha  en lo que queda del Monasterio de Carboeiro, ahora restaurado, situado en un bellísimo paraje a las orillas del Deza para llegar entre verdes praderas, pues son estas tierras de gran actividad ganadera y frondosos bosques de castaños, robles y alcornoques hasta el mirador de la fervenza  en la cabecera de la cascada y desde donde se puede bajar hasta el fondo  la pista que conduce al  pequeño parque situado en la base.  Desde allí, un estrecho y accidentado sendero nos lleva hasta el puente de hierro que atraviesa  el  río Deza y un poco más adelante, llegados a los lindes de Merza, torcemos a la derecha para detenernos en el lugar de Reboredo en donde se encuentra el restaurante O Refuxio. Tras una agradable comida y después de animada sobremesa emprendemos el regreso hacia el punto de partida que no está a más de 3 Km. vadeando el río a través del viejo Ponte do Demo (s. X) muy cerca ya del monasterio.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
15,860 Km. 5 h. 10 min. Fácil Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “El Toxa en concierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s