La lluvia que no cesa

Comenzamos la caminata on una ligera llovizna pero al cabo de poco más de una hora el fino orballo se convirtió en una lluvia espesa que no paró en toda la mañana.

Partiendo del parque de incendios que han instalado en medio del bosque, no lejos del río Tea, en la parroquia ponteareana de Alxén,  vamos recorriendo, entre pinares y fincas de labor, los distintos lugares por los que pasa la ruta, tales como Rabadáns, O Souto  y Fillaboa, este último sobresaliente por los extensos viñedos que rodean la propiedad y el hermoso y antiguo puente que cruza el rio Tea.

Pistas forestales adornadas con el intenso color castaño de los altos helechos que crecen en los pinares, caminos entre castaños y carballos que exhiben sus hermosos colores ocres y dorados propios de la estación, brillante el suelo por  la hojarasca mojada, hacen de esta caminata un agradable paseo sin apenas cuestas hasta que llegamos al último tramo ya por por el río Tea que, después de tantos días de sequía, ha llenado su cauce por el que fluyen alegres sus verdes aguas.

No tardamos en alcanzar A Ponte do Cordeiro por donde acometemos de nuevo el frondoso pinar que nos lleva al punto de inicio y final también de la jornada de este lunes.n un balacao

Desde allí nos desplazamos a Ponteareas en cuyo restaurante A Finca do Parrulo reponemos fuerzas con un bacalao a la romana o carrilleras estofadas, todo regado con Godello de Crego e Monaguillo y Ribera del Duero de Carlos Rodero, invitación de Moisés con el que brindamos porque cumpla muchos más con salud y felicidad.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
20,350 Km. 5 h. 43 min. Media Lluvia 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.