Caminando y cumpliendo

Lleva caminando hace más de cuarenta años y en este lunes, 19 de setiembre de 2022, cumple ochenta, lo que hace de él el más veterano de los andarines en ejercicio dentro de los grupos de Sendereando, tanto de la Caminata Sabatina como de Los Lunes al Sol.

Es nuestro entrañable Dietmar, incombustible andariego con el que hemos compartido cientos de rutas a lo largo de todos estos años. Al que esto escribe, que también pasa de los ochenta, le une una relación especial con tan gran amigo, pues ambos hicimos juntos una de las travesías más largas que cruzan la Piel de Toro: La Vía de la Plata con 950 Km. de recorrido.

La caminata de este lunes se la hemos dedicado a él rematando la jornada en La Rectoral de Fofe en donde hemos compartido mesa y manteles para celebrar tan especial acontecimiento en el que también ha participado su hijo Marco, venido de lejanas tierras para para estar con su padre y sus amigos en tan importante efemérides.

Iniciamos la ruta en la Rectoral, bajando por la carretera que va a la playa fluvial de Maceira desde donde nos metemos en el sendero que, bajando a la levada de Redondo, sigue por la orilla derecha del río Tea hasta la aldea de su mismo nombre. En un paseo delicioso, siempre bajo la sombra de su frondosa arboleda, por el estrecho caminito por el que discurre la levada.

Desde Redondo regresamos al río vadeándolo por los Pasos de Lourido para ascender hasta la carballeira sobre la que se eleva la ermita de Nª Sª de la Esclavitud, un hermoso y umbrío paraje muy apto para hacer una parada y degustar la sabrosa tarta que nos ha preparado Elvira y con la que celebramos el cumple de Dietmar, antesala de la más completa que tendrá lugar en la Rectoral.

Pasado el lugar de Portagudiño al que hemos accedido a través de carreiros y corredoiras, por viejos suelos empedrados, a la sombra de carballos y otros caducifolios que aún nos han sido desvestidos por el inminente otoño, damos con el aserradero de Os Carranos, una instalación construida sobre el río Vixiáns cuyas aguas movían la noria que a su vez accionaba la maquinaria dedicada a la construcción de carros del país, hace más de cien años.

No tardamos en llegar al puente medieval sobre el Tea en un paraje lleno de encanto no lejos de la Rectoral de Fofe en la que rematamos la caminata celebrando un excelente banquete en honor de nuestro veterano compañero y amigo al que una ves más, desde aquí, le deseamos que cumpla muchos más con salud y felicidad.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
18,270 Km. 5 h. 8 min. Media Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s