Pedra Miranda

Una vez más hemos recurrido a sudandobotas para repetir la ruta que él realizó hace poco más de un año.  Comienza en las Salinas de Ulló, interesante lugar que conocen muchos de los asiduos de la Caminata Sabatina, para seguir por la pista que lleva al Club de Piragüismo de Vilaboa hasta cruzar la N-550 y enlazar en la localidad de Paredes con el sendero PRG 107 o lo que queda de él pues, como sucede en tantas ocasiones, el que un día fue un hermoso recorrido hoy presenta un estado descuidado, siendo aconsejable el uso del GPS porque hay sitios en los que las marcas están difusas o han desaparecido y, lo que es peor, el tramo de bajada por As Cavadas está prácticamente intransitable. Solamente gracias a los denodados esfuerzos de Eduardo que hizo de sus bastones auténticos machetes desbrozando la espesa maleza, pudimos atrevesar el bosque y continuar.

Eso fue después de haber ascendido a Pedra Miranda, curiosa aglomeración de grandes rocas que han formado en su interior una cueva cuyo techo presenta las caprichosas oquedades que ha formado la erosión del agua filtrándose a través de la piedra. A poca distancia de este sitio se levantan un par de outeiros que constituyen unos espléndidos miradores sobre la ensenada de San Simón cuya contemplación es un lujo para el sentido de la vista.

A los pocos metros del descenso se termina el PR G 107 antes citado y, después del accidentado paso por el bosque de As Cavadas, atravesamos de nuevo la N-550 para enlazar con el PRG 106 que nos lleva de nuevo a las Salinas.

Distancia Duración Dificultad Tiempo
Datos de la ruta 11,760 Km. 3 h.  Baja Lluvioso

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios