Caminata de la lamprea

En Arbo, por estas fechas, celebran la Fiesta de la lamprea desde hace cincuenta y tres años, aunque el mencionado ciclóstomo tan feo de aspecto como apreciado en la mesa, hace miles de años que sube del mar para desovar en la fuertes corrientes del río Miño a su paso por este municipio. La lamprea y el vino del Condado son sus dos señales de identidad.

Nosotros lo hacemos desde hace cuatro años, organizando una caminata por estos lares de manera que la jornada de la mañana remate en uno de los templos gastronómicos del citado manjar como es el Mesón de la lamprea, en Cabeiras, una parroquia cercana a la villa arbonense.

Basamos nuestro recorrido en la I Andaina de la lamprea organizada por el Concello de Arbo, una preciosa ruta por las orillas del río Deva y por los senderos de pescadores del Miño. Nos topamos con parajes de gran encanto como el puente de San Xoan de Mourentán, del siglo XVVIII, en cuyas inmediaciones tuvo lugar una dura batalla de los vecinos contra las tropas napoleónicas. Parece ser que fueron derrotados pero se comportaron heroicamente. Hay por allí una minicentral, un antiguo aserradero restaurado y un muiño de dos infernos.

Siguiendo por la margen derecha del Deva, llegamos a su desembocadura en el Miño del que recorremos un largo tramo por el sendero de pescadores que nos lleva hasta su encuentro con la carretera bajo el puente del tren.  Por aquí hubo en los años cinuenta y sesenta intenso tráfico de contrabando. Desde allí contemplamos la fuerte corriente  del gran río, en cuyas orillas han construido desde tiempo inmemorial las famosas pesqueiras, ingenios en piedra diseñados para capturar  el preciado manjar.

Dejando atrás el río subimos hasta la villa de Arbo y desde allí seguimos ascendiendo hasta alcanzar la iglesia de Cabeiras, a pocos metros del Mesón de la lamprea donde nos espera un apetecible aperitivo en su bodega a base de jamón y vino del Condado para seguir después con la degustación de la lamprea y también cabrito para quien no  gusta del ese pez tan feúcho pero tan sabroso para sus seguidores.

Lamprea seca y a la bordelesa precedidas de una rica empanada de lo mismo todo regado con vinos tintos y blancos de la zona y seguido de una variedad de postres que van desde el requesón de As Neves hasta las filloas con miel y otras lindezas que tientan al más austero paladar constituyen el menú de este día especial.

Anima la sobremesa nuestro entrañable Dietmar con su acordeón a cuyos compases entonamos cantos de la tierra y hasta hay quien se marca unos pasos de baile por el amplio salón.

Alegres y eufóricos después de tan estupendo festín, emprendemos la caminata de la tarde con la sorpresa de un fuerte chaparrón, inesperado a estas horas después de haber gozado de una jornada casi soleada. Nos lo tomamos con calma pero como dice el refrán “nunca choveu que non escampara” así que cuando llegamos al punto de partida había vuelto la calma y el buen tiempo por lo  que emprendimos el regreso felices y contentos con la esperanza de volver el próximo año y pasarlo así de bien.


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
21,350 Km. 6 h. 12 min. Fácil Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “Caminata de la lamprea

  1. Os envidio por esa fabulosa comida a la que no temos opción los que estamos separados en cuerpo de la tierra , pero seguimos en ella con el pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s