El agua enfurecida

Cuando la hicimos en junio del 2011 la titulamos Ruta de las papeleras y más tarde, en mayo del 2018, Papeleras de Trapo, haciendo mención en ambas a las fábricas de papel que, hoy abandonadas, jalonan las riberas de los ríos Vilacoba y San Xusto en el concello coruñés de Lousame.

Pero en esta ocasión no fueron las históricas papeleras el objeto de nuestra atención sino esos dos  ríos  que en estos días de fuertes lluvias fluyen  rebosantes de fuerza y espuma.

Nada que ver con aquellos cauces de escaso caudal de los meses del estío en los que las piedras asomabas como secas heridas entre las mansas aguas del río venido a menos.

En esta mañana de diciembre la escena era muy distinta.

Mientras caminamos entre la frondosa arboleda de ribera, bajo las brillantes copas zarandeadas por el viento y brillantes bajo la lluvia, el fragor de la briosa corriente del Vilacoba nos acompaña hasta que llegamos a las praderas de Lesende.

Allí, viramos la marcha hacia el sur hasta dar con la Fervenza de Toxoutos, un formidable chorro de hirviente espuma en el río de San Xusto que,  precipitándose  en la profunda garganta por la que fluyen sus aguas enfurecidas, se pierde en la lejanía

Seguimos por el río, topándonos de nuevo con los  fantasmales restos de aquellas que fueron floreciente industrias del papel en tiempos pretéritos, para regresar a las cercanías del parque  de Brandía en cuyas inmediaciones iniciamos y ponemos fin a esta hermosa y lluviosa jornada.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
16,960 Km. 5 h. 40 min. Media Chubascos

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s