Por las tierras del Frei

La primera vez que hicimos esta ruta fue el abril de 2006. Éramos solo dos y estaba recién hecha con el nombre de PG R69 o Ruta de Frei Sarmiento, por lo cual casi la estrenamos. Con diversas variantes la repetimos varias veces, la última en el 2018 y en este lunes la hemos hecho con el itinerario de la realizada hace cuatro años, en 2016.

Iniciamos la marcha en el lugar de Barro, a un par de km. de San Juan de Cerdedo que, según las últimas investigaciones, es la verdadera patria chica del Frei Sarmiento cuyo nacimiento se emplazaba hasta ahora en Villafranca del Bierzo.

Aún se conserva, en estado ruinoso, la casa que habitó en su infancia, pues su padre también  era natural de Cerdedo. La vivienda está situada en la aldea de Melide, no muy lejos de la capilla de la Virgen de Loreto.

El P. Martín Sarmiento conocido también como Frei Sarmiento fue un sabio monje benedictino erudito en  botánica y ciencias naturales y ferviente defensor de la lengua gallega. Parece ser que hasta los quince años vivió en la casa de Melide con sus padres, después vivió Madrid  y en otros sitios y que, ya fraile, visitó Galicia en repetidas ocasiones.

La ruta que hemos hecho en este lunes recorre algunos de los lugares  que Frei Martín frecuentó durante su infancia y adolescencia. Son hermosos parajes en los que abundan los bosques de robles y castaños, salpicados de recónditas aldeas como Carballás, Cabenca y Codesás.

En esta última se inicia la bajada al río do Seixo, que fluye entre rápidos de blanca espuma hacia el río Lérez del que es tributario, jalonados por numerosos muiños casi ocultos por el musgo y las trepadoras, despojados de sus muelas y turbinas.

Nos detenemos durante unos minutos para disfrutar de la hermosa estampa del agua precipitándose por la Fervenza de  Sangüento y seguimos caminando entre viejos carballos y frondosos castaños, ahora en su estación, sembrado el suelo de erizos abiertos mostrando su sabroso fruto.

Abandonando el río, no tardamos en alcanzar la aldea de Lourido que parece dormida en sus viejas casas de piedra encerradas en el silencio y la paz de estos solitarios parajes. Bajamos ahora por caminos empedrados para entrar de nuevo en espesos bosques decorados con los ocres y dorados de este otoño recién estrenado y bajar hasta la capilla de San Antón y el precioso puente románico sobre río Castro ya casi en el casco urbano de Cercedo.

Allí, en O Meu Lar, restaurante bien conocido por los senderistas de Los Lunes al Sol, reponemos fuerzas a base de unos callos sabrosos y potentes seguidos de un rodaballo de ración de imponente presencia y agradable pasar, todo regado por el vino de la casa que un piadosa gaseosa hace trasegable.

No estuvo mal la pitanza que ha reconfortado nuestros esqueletos y aportado suficiente energía para rematar la jornada con los dos kilómetros y pico que nos separan del punto de inicio y también final de tan hermosa andadura .

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
20,720 Km. 6 h. 53 min. Media Nublado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s