Con lluvia en Portugal

No es que no supiéramos que iba a llover, ni que nos disguste la lluvia. No solemos quejarnos del mal tiempo. Pero de vez en cuando nos da por hablar de cómo nos sentimos.

Estaban siendo ya muchos recorridos seguidos sin paraguas. Los más recientes, incluso con calor. Se nos apoderó una falsa sensación de verano, que ayer se vio truncada por la lluvia que nos acompañó en la práctica totalidad de la ruta.

Nada de chaparrones, ni de viento agresivo. La que nos acariñó en su húmedo abrazo fue esa versión tan nuestra que parece flotar en el aire, que del latín pulvis dio “polvo” en español y “poalla” aquí en Galicia.

Recorríamos los caminos rurales de la freguesía de Santa María de Geraz do Lima, una de las cuarenta existentes en el concelho de Viana do Castelo, en la orilla sur del río Lima. Sobre todo asfalto, para nuestro disgusto. En palabras de Elvira “…escapamos de Vigo dos veces por semana para descansar del asfalto.”

A ratos, también pudimos dejar nuestra huella en suelos más auténticos: tierra, barro, hierba… Y otras veces, por tramos adoquinados, pavimento que siempre encontramos ordenado y elegante, por lo regular de su forma, pero que en días tan húmedos resulta peligroso, sobre todo en cuesta.

Sin embargo, no fueron ni la lluvia ni un frío que no hizo, lo que tiñó de un tono gris deslucido nuestro trilho, si no la poca luz, mermada por las nubes, enturbiada por la niebla, por el agua en suspensión…

No conseguían brillar las numerosas hojas verdes de tanto árbol: carballos o robles americanos, o sobreiras, eucaliptos, salgueiros o fresnos, castaños, araucarias o catalpas. Eran muchos, pero tristes de color, deslucidos y mortecinos.

Pero bueno, estábamos en Portugal. Por un momento perdimos el camino y varios vecinos salieron de sus casas en nuestra ayuda. Unos ases de la amabilidad los portugueses.

Aun con tiempo incómodo nos encanta caminar. Y comer. Pero en esto tampoco tuvimos suerte. Eso sí, prácticamente nadie se quedó con hambre.

No pasa nada. Lo que de verdad nos gusta es disfrutar de estos ratos en mutua compañía… ¿No es cierto?

Jaime Sáiz.

Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
18,430 Km. 4h. 43 min. Media Lluvia

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s