Cenlle: Entre mimosas

Más de la mitad de los kilómetros recorridos en este lunes por los alrededores del ourensano concello de Cenlle fueron bajo bosques de mimosas (Acacia dealbata) que en este tiempo estival bordea los senderos con su verde ramaje y en primavera florece con el intenso amarillo de sus flores.

Es una especie invasora que desplaza a las autóctonas y en ese aspecto es indeseable pero hay que reconocer que en estos días de intenso calor es de agradecer la generosa sombra de sus amplias hojas que cubren los caminos protegiéndonos durante casi toda la jornada del inclemente sol que calienta sin piedad estas tierras ourensanas.

Iniciamos nuestra andadura en Trasariz, un hermoso lugar a cuyos pies fluye el río Miño convertido a estas alturas en el embalse de Castrelo de Miño. No tardamos en llegar a las ruinas de Bostelo, en donde por lo visto hubo un castillo en tiempos del medievo del cual restan algunas ruinas según reza el cartel, ruinas que quizá hayan quedado enterradas en la maleza porque por allí no vimos nada que revelase su existencia.

Seguimos, casi siempre bajo la sombra de las citadas acacias, hasta la Casa do Curtiñal, un imponente y viejo caserón  solitario en medio del campo que seguramente encierra antiguas historias tras sus portalones y ventanas cerrados a cal y canto.

Llegados a Cenlle cuando el sol está bien alto atravesamos sus solitarias callejas. No hay nadie en el exterior, pues el calor aprieta y mejor se están dentro de casa. Llaman la atención las ristras de mazorcas que penden de las paredes de algunos canastros, reflejando el brillante amarillo de sus espigas como granos de oro.

Cuando alcanzamos As Chabolas, un conjunto de casas al borde de la Nacional 120 una de las cuales es el restaurante del mismo nombre, hacemos alto para reponer fuerzas y refrescar la piel que a estas horas está ya que echa humo.

Un variado menú del día en el que destaca el pollo al ajillo y el bacalao a la plancha con un vino del la casa solamente trasegable con gaseosa cumple su función y nos deja listos para continuar la marcha cuando el sol cae a plomo sobre nuestras cabezas.

Menos mal que los umbríos parajes por los que discurre el camino de vuelta nos libran de los rigores de la canícula y convierten el camino de regreso en un agradable paseo hasta el punto de inicio.

 


Datos de la ruta Distancia Duración Dificultad Tiempo
22,31 Km. 6h. 52 min. Media Soleado 

Para ver el mapa y más detalles de la ruta hacer clic con el ratón aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “Cenlle: Entre mimosas

  1. Estimados senderistas , por lo que veo sois unos consumados y fervientes adictos al caminar por las rutas que os marcais en cada semana , haga frío o calor , llueva o viente y me sorprendió ver que en estos días del ferviente verano tampoco descuidais esta faceta . Yo supuse que ahora en julio , estarías todos disfrutando de la playa pero veo que vuestra afición es ya una dedicación perseverante. FELICIDADES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s